LinkedIn – Red de Oportunidades o de Lástima?

Imagina este escenario…

Eres una persona, mayor de 40 años…

20 o 30 años los has pasado brindando tu servicio, tu conocimiento, tu experiencia a una compañía…

De pronto, un día cualquiera, te llega una notificación en la que te indican que ese día ha sido tu último día en la compañía, al día siguiente no volverás a ese lugar de trabajo.

Tremenda sorpresa, ah?.

Un golpe -super- bajo que a más de una persona ha tomado de sorpresa alguna vez en la vida. Recientemente me contaron, de una compañía en donde tan solo faltando 5 minutos para terminar el día, te notificaban que te iban a despedir, esto para evitar cualquier fuga de información.

Para no irnos a un caso tan extremo, digamos que estás -hasta la punta más alta de tu cabello- de las situaciones de tu entorno laboral, y decides decir -hasta aquí llegué yo-.

Ok, en ambos casos, vas a comenzar de 0.

Una de las opciones que tienen las personas hoy en día, es a través de sus contactos, buscar nuevas oportunidades en donde desarrollar el talento, donde aportar toda la experiencia adquirida, donde empezar a generar más y mejores resultados…

Si aplicamos ese pensamiento a un entorno digital, una de las primeras redes sociales que podríamos llegar a pensar, en pro de generar esa nueva búsqueda de oportunidades, se llama LinkedIn.

Has escuchado sobre ella?.

Para quienes no la conozcan, es una red social, en donde a partir de un perfil “profesional” se busca crear una red de contactos con la cual poder llegar a generar interacciones y por que no, una nueva oportunidad a nivel laboral que te brinde más y mejores beneficios.

Hasta aquí la parte “Wikipedia“, vamos a un poco de la realidad del día a día…

Desde que transito en esta red social he generado ciertas inquietudes, que he compartido dentro del equipo, con amigos, con colegas… y no llegamos a ninguna conclusión en común.

¿LinkedIn es una red de oportunidades o de lástima?

Miremos los siguientes ejemplos.

 

Hagamos un resumen de estas imágenes:

  • Profesionales con experiencia (hasta con magister!).
  • Buscando desesperadamente una mano amiga.
  • Dispuestos a hacer -lo que sea- con tal de conseguir una oportunidad.

Estos comentarios son de una red de oportunidades?, una red de profesionales?, o una red de lástima?.

Me preocupa con intensidad, que este tipo de profesionales, que pueden ser muy muy muy buenos en lo que hacen, tengan que apelar a este tipo de situaciones, para poder tener la atención de otras personas y crear un camino para salir del bache que se encuentran.

Ahora, que otra alternativa podría ser entonces, para:

  • Llamar y tener la atención de las personas que componen tu red de contactos.
  • Poder llegar a generar un contacto de valor, no uno que poco o nada aporte a lo que quieres.
  • Aprovechar toda la experticia que tienes, indiferente de tu edad, sexo, religión, etc…etc.

La respuesta está más visible de lo que parece, sin embargo es pasada por alto muy frecuentemente.

Demostrando Tu Valor.

¿y cómo es eso de demostrar mi valor?

Puedes regirte por pautas sencillas tales como:

  • A quién buscas atender?
  • Por qué eres tú un profesional top?
  • Qué has hecho tu por los demás?
  • Qué puedes hacer por las personas que puedan solicitar tus servicios?
  • Qué tienes para aportar?

Esto lo puedes reflejar en sitios tales como:

  • Tu perfil profesional.
  • Tus publicaciones.
  • Vamos con par ejemplos…

Qué sucedería, si en vez de crear publicaciones cómo las vistas antes, te permites:

  • Contactar a las personas de tu red que han trabajado contigo.
  • Pedirles una recomendación sobre algún trabajo/servicio que hayas prestado.
  • Si no es una recomendación, puedes pedirles que validen alguna habilidad que hayas configurado en tu perfil profesional

Eso suma bastante a lo que estás construyendo dentro de dicha red, y adivina que?, no te cuesta nada.

Qué sucedería, si en vez de crear publicaciones cómo las vistas antes, te permites (bis):

Crear publicaciones en grupos (dentro de LinkedIn) que responda a las inquietudes de los miembros del mismo, en donde puedas aportar parte del valor que cómo profesional tienes.

Si te conviertes en un “resuelve-inquietudes” acaso no crees que tienes un poco más de chance de crear un contacto que te vea como una solución pro a un problema particular?. Hay mucho chance, créeme.

Miremos ejemplos de personas que toman acción en pro de demostrar su valor.

Podrías crear un taller con algo que sepas, domines, y brinde un resultado especifico.

Muestra con quién has trabajado y que les has aportado!

Escribe sobre lo que sabes, y cómo esto puede beneficiarle a otros!. (En el mismo LinkedIn puede ser, si no tienes sitio web)

 

Comparte información que a las personas de tu red le pueda interesar. No necesariamente es requerido que sea material creado por tí.

Crea publicaciones que vayan con algún elemento descargable que permita que lo aprendido no quede allí si no que pueda ser aplicado cuanto antes.

 

 

¿Se puede transformar esta red en una red de oportunidades?

¡TOTALMENTE!

Todo parte de la visión con que visualizes las cosas y te permitas la oportunidad de mostrar tu talento.

Te quiero invitar a que veas la siguiente conferencia, en donde en 5 pasos, claros, definidos, puntuales, puedes comenzar -ahora mismo- a sacarle provecho a tus medios digitales, sin importar que no tengas sitio web (ya te darás cuenta, de que podrás utilizar a cambio).

Sácale todo el provecho posible…

  • Tienes las herramientas…
  • Tienes el conocimiento…
  • Tienes el resultado…

Empieza a Hacer + con – Usando tus Medios Digitales.

 

Publicaciones Relacionadas

¿Conoces a alguien a quién le ayude esto?. Compartélo!Share on FacebookShare on LinkedInPrint this page
The following two tabs change content below.
Hago parte de un grupo de personas comprometidas a ayudar a coaches, profesionales de servicio y expertos, a monetizar su conocimiento. Disfruto compartir todos los recursos necesarios para ayudar a conectar personas y crecer negocios usando los medios digitales!.


error: No está permitido copiar este contenido.